Patricia Cerda: “Pese a los años mantengo un innegable apego por la UCN”

Patricia Cerda Henning

Periodismo

Cohorte 1994

 

Su rostro y voz para muchos puede resultar bastante familiar y es que, desde hace más de 20 años, Patricia Cerda es parte del equipo periodístico de TVN Red Antofagasta, por tanto muchas de las principales noticias que acontecen  en la Segunda Región, la hemos conocido a través de su voz y su pluma.

 

Madre de dos varones, Cristóbal de 21 años y Rubén de 11, ingresó a estudiar periodismo el año 1994 como dice ella aplicando el infantil juego del Capenanenú. “Así elegí la carrera, teniendo como opción también derecho y psicología. Solo tenía claro que era humanista, porque las matemáticas me bailaban a destiempo en la cabeza”, agrega con su habitual humor en la vida.

 

Y no tarda en acotar que fue en la UCN  donde  literalmente  se  enamoró  del periodismo y “aunque la metodología de elección no fue la más madura, fue la acertada”, comenta. Ciertamente Patricia estaba destinada para las comunicaciones y su impecable carrera en los medios dan prueba fiel de ello.

 

TVN y  el periodismo

 

En 1997, Patricia ingresó a realizar su práctica profesional a TVN Red Antofagasta, Institución que se convirtió con el paso de los años en su segundo hogar  y en la que actualmente se desempeña como editora regional.

 

Y es tal la importancia que tiene “el canal de todos los chilenos” en su vida, que nos cuenta que cuando   fue a dar la prueba de cámara para realizar la práctica profesional en TVN, estaba muy ansiosa, “recuerdo no haber dormido en dos noches de los nervios que este proceso me generó, pues, eran tantas mis ganas de trabajar en ese medio que me preparé viendo muchas noticias a la espera de la tradicional prueba de actualidad y lo que me hicieron fue hacer un ¡despacho ante la cámara! …. jamás lo había realizado y me tenté de la risa durante una hora,  no lo pudo terminar  pero, mis ganas parece que fueron mayores a mis conocimientos y finalmente quedé seleccionada de entre una decena de postulantes”, recuerda entre risas.

 

Experiencia que fue clave cuando comenzó su vida profesional y se le encomendó la creación del primer departamento de prensa en el Canal local, Digital Channel.

 

Volver a la Escuela

 

Después de más de 15 años, Patricia decidió volver a las aulas nuevamente como alumna, esta vez para continuar con sus estudios en Magister en Comunicación Estratégica. Aunque no duda en señalar que igualmente durante todo este tiempo el contacto con la Universidad se ha mantenido a razón de su trabajo periodístico.

 

Pese a los años transcurridos  mantengo un innegable apego por la Universidad… y estoy al tanto de las actividades que la Universidad realiza cada año, sus procesos de acreditación y como figura entre los rankings internacionales por sus logros en investigación”, nos señala.

 

En cuanto a los recuerdos de su vida universitaria, Patricia nos cuenta que de  su paso por la escuela de Periodismo son dos los profesores que calaron en su formación, a quienes recuerda con mucho cariño y admiración. “Siempre hay nombres y rostros que dejan huella. En mi caso recuerdo con cariño y admiración a Heleny  Mendiz quien fue mi profesora de radio y a Pedro Arturo Zlatar, destacado  periodista y además dramaturgo. En ellos encontré el espacio de entendimiento y conexión que a comienzo me costó desarrollar con la carrera.  En Heleny descubrí la pasión  por el periodismo, la misma que trato de mantener después de 21 años de ejercicio de éste”, comenta con nostalgia.

 

Finalmente le pedimos que nos cuente alguna anécdota de sus tiempos de alumna y Patricia con orgullo no duda en decirnos que “creo que mi mayor anécdota, si así se puede calificar, fue haberme convertido en madre mientras cursaba el tercer año de periodismo. Recuerdo con mucho cariño las noches escribiendo a máquina los trabajos  (porque así era en esos años), cuando tenía que arrancarme de clases para alimentar a mi hijo. Era bien “perna” no carreteaba ni asistía a fogones, así es que mis anécdotas se tejieron en torno a mamaderas y pañales”, puntualiza.

 

Nuevas Generaciones

 

Como buena comunicadora, Patricia no duda  en dejar un mensaje para sus futuros colegas, sobre todo porque como ella dice hay que vivir el periodismo desde el primer día que se  cruza la puerta de la Universidad. “Esta profesión no distingue horarios, salarios y tiempos habituales como otros oficios. Ser periodista obliga a mantenerse informado las 24 horas del día para evitar  ahogarnos en un mar de conocimientos con un centímetro de profundidad”.

 

A lo que agrega que más allá de las expectativas laborales y el sector  en que los periodistas se quieran desarrollar, les recomienda a todos dedicar un periodo a trabajar en medios, ya que, solo así podrán pararse al otro lado de la vereda del periodismo institucional y  entender los requerimientos de quienes difundirán sus noticias. “No se es periodista sino no te has avergonzado en el reporteo, sino has trasnochado y si no has golpeado noticiosamente al menos una vez en tu vida laboral”, finaliza.